Se ha ido

Se ha ido

Iba yo por un camino, cuando una voz de mujer dijo detrás de mí: -¿Me conoces? Me volví y contesté: -No recuerdo tu nombre. Ella me dijo: -Yo soy aquella tristeza profunda que sufriste hace tiempo. Sus ojos se parecían a la mañana cuando el rocío está todavía en elComparte
27 junio, 2017
 / 

Iba yo por un camino,
cuando una voz de mujer
dijo detrás de mí:
-¿Me conoces?
Me volví y contesté:
-No recuerdo tu nombre.
Ella me dijo:
-Yo soy aquella tristeza
profunda que sufriste hace tiempo.
Sus ojos
se parecían a la mañana
cuando el rocío está todavía en el aire.
Permanecí en silencio
y luego le pregunté:
-¿Has perdido aquella carga inmensa de lágrimas?
Ella sonrió sin contestarme.
Comprendí que sus lágrimas habían tenido tiempo
de aprender el lenguaje
de las sonrisas.
Me recordó:
-Una vez aseguraste que conservarías tu tristeza para siempre. Avergonzado respondí:
-Es verdad, pero los años han pasado.
Después con su mano entre las mías le dije:
-Pero tu también has cambiado.
Entonces, ella me contesto serena:
-Debes saber lo que un día fue tristeza ahora es paz.