Ideas Originales para comenzar un Libro

escribir inicios originales novelas

Una primera frase, una descripción hermosa o una lagrima deslizarse puede ser el inicio de un libro. No hay reglas establecidas en el arte, a pesar de que algunos “expertos” intenten lo contrario. Pero al ser humanos, los escritores, a veces nos sentimos en un mar de dudas de como iniciar nuestras historias. Por ello he seleccionado mis inicios favoritos y que considero que son ideas originales para comenzar un libro.

Scott Westerfeld: El autor americano de ciencia Ficción también casado con una escritora, es de lo más original a la hora de crear descripciones. Mi favorita es la que empleó en el libro Traición.

“El cielo de principios de verano tenía el color rosa del vómito de un gato”.

Cuando leí está frase en seguida captó mi atención, no había leído una comparación tan brusca y repugnante, era de lo más original, por eso nunca la olvidé.

Jacqueline M.Q.: Una servidora J para mí los inicios nunca son los mismos, normalmente tengo una clara imagen, frase o momento que surge en cuanto se me ocurre la historia. Pero si hay una que querría destacar sería de mi última novela erótica Bye Virginity: Navidad Virgen, y empieza con la protagonista escribiendo en Facebook.

“Prometo nunca jamás mirar los perfiles de Facebook de mis amigas de la Universidad, sobre todo de aquellas que tienen novios. Me recuerdan lo virgen que sigo siendo a los 20 años”.

Y con esa frase ya presenté a mi Personaje, dije su edad y cuál era su mayor preocupación.

David Foenkinos: Nacido en la hermosa Paris este autor es un escritor bastante poético y dulce, su mejor libro es La Delicadeza cuyo inicio nos presenta a Nathalie de una manera, que toda persona querría ser ella o enamorarse de aquella criatura.

“Nathalie era más bien discreta (la suya era una feminidad suiza, por así decirlo). Había atravesado la adolescencia sin tropiezos, respetando los pasos de cebra. A los veinte años, el porvenir era para ella una promesa. Le gustaba reír, y también leer.”   

Desde el inicio de la novela ya nos ha creado una imagen discreta de la protagonista y también nos ha dicho su edad. Simple y hermoso.

Vladimir Nabokov: ¿Y si comienzas un libro con el personaje deletreando? Así lo hizo Nabokov con la famosa Lolita, dando al protagonista un inicio donde nos lo podemos imaginar saborear el nombre del amor de su vida hasta tal punto que lo sentimos en la lengua.

“Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos paladar abajo hasta apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo. Li. Ta.”

Simplemente maravilloso Nabokov.

Oscar Wilde: No hay nada como la descripción de un aroma, justo como comienza la novela El Retrato de Dorian Grey, adentrándonos de lleno a la novela y atrapándonos hasta la última página.

“El intenso perfume de las rosas embalsamaba el estudio y, cuando la ligera brisa agitaba los árboles del jardín, entraba, por la puerta abierta, un intenso olor a lilas o el aroma más delicado de las flores rosadas de los espinos.”  

Simplemente hermoso.

Al examinar estos inicios seguro que te haces la siguiente pregunta: ¿Un inicio es espontáneo o trabajado?

Es un equilibrio de ambas. En mi opinión y propia experiencia cuando inicio un libro me dejó llevar, suelto las palabras. Luego, a medida que continuo la historia, el inicio me dice cuando ser retocado, así que vuelvo al principio y lo embellezco más. Escribir es practicar y dejarse llevar.

Y con estos ejemplos de inicios originales espero poder leer los tuyos en comentarios. ¿Cuál es el más original que has escrito?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

If you agree to these terms, please click here.